martes, 31 de mayo de 2011

Olvídate de mí

"Eternal sunshine of the spotless mind"

¿Y si tuviéramos oportunidad de acabar con algunos recuerdos? De desprendernos de las heridas que sangran y que nunca cicatrizan o de las personas que no pudimos evitar conocer y que desaparecieron entre las tinieblas del pasado. 
Es lo que deseamos constantemente cuando no logramos olvidar. Sumergirnos en profundas lagunas en nuestra conciencia, en quedarnos con un historial limpio. Lo que resumimos en "borrón y cuenta nueva". 
Pero... ¿Es que no somos lo que vivimos?
Texturas, sabores, olores, imágenes, pensamientos... Y cada día que pasa somos menos nosotros y más de los demás. Más de lo que nos dan que de lo que damos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario